Cuando se habla sobre “el mejor atleta de todos los tiempos” o “el atleta más premiado de todos los tiempos” definitivamente el nombre Michael Phelps será mencionado en la plática más de una vez, pero, ¿qué fue lo que hizo para ser nombrado en este debate? Aquí te platicaremos un poco al respecto.

Phelps destacó desde una temprana edad en el mundo de la natación, teniendo tan solo 15 años cuando participó en sus primeras olimpiadas (Sídney 2000), pero sería hasta Beijing 2008 que el mundo empezaría a escuchar de él, después de adjudicarse a su cuenta personal 8 preseas de oro, con esto pasaría a la historia como el atleta más premiado en unos juegos olímpicos. Con esto, la curiosidad de todos los medios y personas que lo seguían y admiraban despertó, nadie lograba explicarse qué era lo que hacía a este muchacho tan especial, ¿dedicación? ¿esfuerzo extra? ¿anabólicos? Mil y una suposiciones empezaron a llenar la boca de todos los reporteros referente a los logros que el atleta recientemente había conseguido, fue por esto que en una de sus entrevistas decidió compartir con el mundo uno de sus secretos: una dieta de 12.000 calorías.

Al principio la gente no podía creer que una persona pudiera ingerir esta cantidad de calorías de manera cotidiana y no tener alguna repercusión en su salud, sin embargo, parte importante que acompañaba esta dieta eran sus rutinas de entrenamiento de entre 5 y 6 horas al día, en las cuales se alternaba el entrenamiento en piscina y en gimnasio.

Por si esto no fuera suficiente, Phelps compartió de que manera divide sus comidas para poder ingerir todas las calorías mencionadas, 4 comidas al día, las cuales consistían en lo siguiente:

Desayuno

Tres sándwiches de huevos fritos, dos tazas de café, un tazón de sémola, una tortilla de cinco huevos, 3 rebanadas de pan y 3 panqueques con chocolate

Almuerzo

500 gramos de pasta, dos sándwiches de jamón y queso, y hasta 1000 calorías en bebidas energéticas

Cena

Pasta, bebidas energéticas y una pizza.

Cada una de estas comidas sumaba un total de 4.000 calorías, las cuales eran consumidas en cada uno de los 3 entrenamientos que el atleta realizaba de manera diaria.

Después de conocer un poco de los secretos de uno de los mejores de todos los tiempos, ¿estarías dispuesto a llevar una dieta así? ¡Háznoslos saber en los comentarios! Recuerda que tu opinión es muy importante para nosotros.

Leave your comment

error: Content is protected !!
X