Seguramente alguna vez o más de una vez te ha pasado que, mientras practicas algún deporte, estás en el gym o incluso si corres, sufres una distensión de un tendón, pero, ¿no sabes de que se trata?, no te preocupes te explicaremos detenidamente todo sobre esta lesión que afecta a los músculos de nuestro cuerpo.

¿Qué es un desgarro muscular?

Debes de saber que los desgarros musculares son la afectación a causa de un estiramiento, que ocurre en estructuras como los tendones o músculos, así como la contracción excesiva y brusca de estos.

Estos desgarros se presentan cuando estas practicando alguna actividad física o deportiva, pero también puede ocurrir cuando levantas mucho peso. Los grupos musculares que comúnmente se ven más afectados son:

Gemelos: Son músculos que atraviesan la articulación de la rodilla y el tobillo y su función es estabilizar el fémur para atravesar el desequilibrio de los movimientos de flexión.

Muslos: Este representa el área de la pelvis que se ubica entre la cintura, la parte superior pélvica y la parte inferior de la pierna, cuya función es enderezar la rodilla.

Espalda: Los músculos que se encuentran situados a los laterales de la columna, cuya finalidad es servir de soporte para la misma.

Causas del desgarro muscular.

Las lesiones musculares se producen cuando el músculo o tendones se someten a una fuerza superior a la resistencia de los mismos, conllevando que sufran roturas.

¿Cómo tratar el desgarro muscular?

Si es leve y de primer grado, puedes tratarlo de la siguiente manera:

  1. Proteger la lesión
  2. Descansar entre 24 a 48 horas después del incidente para que le músculo se recupere y active, sin perder su funcionalidad.
  3. Aplica compresas frías en el área afectada envueltas con telas para que no esté directamente sobre la lesión.
  4. Envuelve el área afectada presionando ligeramente para que contribuya a contener la lesión y reduzca progresivamente la hinchazón.
  5. Por último, eleva el área afectada para activar la circulación y ayudar a la desinflamación.

Estas indicaciones pueden ayudar a cuidar las lesiones de tercer grado o roturas musculares. Asimismo, se pueden reforzar cumpliendo con una dieta saludable que contenga vitaminas, Omega 3 y proteínas, entre otros; así como no consumir alcohol, tabaco, drogas, etc. Ya que esto puede favorecer la deshidratación y aparición de un desgarro muscular.

La mejor forma para combatir los tirones, desgarros y roturas musculares es realizando un calentamiento adecuado antes de cualquier actividad física.

Leave your comment

X